Un sueño engañoso

Un sueño engañoso:
Me paralizó un sentimiento extraño. A mi alrededor no había guerras o hambre. No había odio. Aquella sensación ajena se llamaba paz y no era mía, sino de mis sueños.